SOBRE NOMES Portugueses e Origem Judaica

La presencia judía en la Península Ibérica tiene una memoria muy remota, el Consejo de Orleans, que se celebró en 538, y el de Toledo, en 633, que ya se refería a él. En ese momento, los judíos se jactaban de nombres y apellidos hebreos.

Más tarde, con la ocupación musulmana, la antropología judía también asimiló esta influencia, apareciendo nombres con un sonido árabe, junto con el puramente hebreo y español.

En 1492, los reyes Fernando e Isabel de Castela, conocidos como reyes católicos, decretaron la expulsión de los judíos de España. Como resultado, alrededor de ciento veinte mil personas fueron a buscar refugio en Portugal y, en este cambio, se llevaron consigo apellidos árabes, hebreos y españoles, además de apellidos representados por topónimos.

El crecimiento de la comunidad judía en Portugal no agradó a los Reyes Católicos, quienes comenzaron a ejercer presión política sobre el rey portugués en el sentido de que también expulsaría a los semitas del territorio portugués. En 1496, D. Manuel I decretó la expulsión de los judíos de Portugal, ofreciendo, sin embargo, la oportunidad de permanecer en el país, mediante la conversión al catolicismo.

Esta conversión, a través del bautismo, requería nombres cristianos y, como regla, el converso asumía un nombre y apellido típico portugués. Muchos mantuvieron sus nombres originales en privado, ya que la mayoría de las conversiones fueron solo de fachada, preservando la fe en la ley mosaica en la privacidad de la familia.

Con el establecimiento de la Corte de la Inquisición en 1536, comenzó una búsqueda de nuevos cristianos. De hecho, el alcance del Santo Oficio era expulsar de la sociedad a los "infectados de sangre" (árabes, negros, mulatos, judíos, gitanos, etc.) y aquellos de conducta desaprobatoria (hechiceros, adúlteros, sodomistas, etc.). Resulta que la comunidad judía era el número más significativo y siempre estuvo asociada, a través del antisemitismo popular, con la imagen de los asesinos de Cristo, y por lo tanto comenzó a sufrir una mayor persecución.

En las listas de los procesados ​​por el Santo Oficio, debido a que son judíos o cristianos nuevos, hay miles de nombres y apellidos que son genuinamente portugueses, lo que incluso sorprende que los nombres hebreos rara vez se mencionen.

Al analizar estas listas, se observa que cualquier apellido portugués puede haber sido utilizado, en algún momento o lugar, por un judío o un nuevo cristiano. No escaparon del uso de apellidos muy cristianos, como "dos Santos", "de Jesús", "Santiago", etc. Sin embargo, ciertos apellidos aparecen con mayor frecuencia, como "Mendes", "Pinheiro", "Cardoso", "Paredes", "Costa", "Pereira", "Henriques", etc. Sin embargo, el que tuvo la mayor incidencia fue "Rodrigues".

Algunos documentos aún mantienen registrados los nombres originales de los judíos que, cuando fueron bautizados, tomaron nombres típicamente portugueses. Aquí hay algunos ejemplos:

Nombre judío original -> Nombre cristiano portugués

Abraham ...? -> Gonçalo Dias
Abraão Gatel -> Jerônimo Henriques
Benyamim Beneviste -> Duarte Ramires de Leão
Eliézer Toledano -> Manoel Toledano
Isaac catalán -> Rafael Dias
Isaac Tunes -> Gabriel Velho
Icer ...? -> Grácia Dias
Luna Abravanel -> Leonor Fernandes
Solomon aben Haim -> Luís Álvares
Salomão Coleiria -> Gonçalo Rodrigues
Solomão Molcho -> Diogo Pires
Samuel Samaia -> Pero Francisco
Santo Fidalgo -> Diogo Pires
...? Alambre -> Francisco Martins
...? Cabañas -> Estevam Godinho
...? Cohen -> Luis Mendes Caldeirão
...? Gatel -> Francisco Pires
Se dice que los judíos tomaron nombres de árboles y animales como apellidos. Pero, de hecho, estos apellidos ya han aparecido en el antroponio portugués desde que la adopción de un apellido se hizo habitual y, por lo tanto, no son exclusivos entre los hebreos.

El Brasil colonial recibió un gran contingente de inmigrantes portugueses. Se estima que durante el ciclo del oro, alrededor de 800 mil personas se establecieron en nuestro país. Entre estos aventureros, ciertamente, llegaron los nuevos cristianos. En las listas de la Inquisición Autos-da-fe, se mencionan cientos de acusados ​​nacidos en Brasil o que viven aquí. Sin embargo, identificar cualquiera de ellos en la investigación genealógica no es una tarea fácil.

Muchos judíos modernos, descendientes de los expulsados ​​de España y Portugal, que hoy viven principalmente en los Países Bajos, Italia, Estados Unidos e Israel, conservan sus apellidos portugueses, a veces con una ortografía ya distorsionada.

En resumen, en términos genealógicos, la incidencia de un apellido portugués dado, que ha sido de uso frecuente entre los judíos, no autoriza en sí misma a decir que una familia en particular sea de origen judío o cristiano nuevo. Por otro lado, ni siquiera los apellidos cristianos típicos garantizan que la familia es, usando la terminología de la época, un viejo cristiano.


Fuentes: https://web.archive.org/web/20110630014944/http://www.saudades.org/portugueorigem.html
                 https://web.archive.org/web/20091026191854/http://geocities.com/Heartland/1074/

                 Rubens Rodrigues Camara rrcamara@task.com.br 



_______________________________________

Red SoySefardi.org

_______________________________________

_______________________________________